DESCUBRO MÍNIMAS

|


Hamburgo, 1970. Lo difícil es comenzar. Para el tonto no es una dificultad, él la ignora. Fabrica niños o libros. Hace un niño o hace un libro. Después multiplica, sin interrupción, niños y libros. Le da lo mismo: lo tajante es no pensar. Así esquiva la dificultad y nunca empieza sin repetirse. Se levanta, se afeita, sale a la calle, deja que lo lleven por delante, empuja, regresa. Le da lo mismo.


Descubro Mínimas gracias a: Zona Tomada


2 Humanos Comentarizaron:

єscaяcнa dijo...

si un punto sangra, podría considerarse una coma? y si una coma se suicida, podría considerarse un punto final?

pues si, lo lógico es ke nos dé lo mismo, y muy astuto al poner el punto y la coma ^^

GABO CARUANA dijo...

Si una coma se suicida: habrá que hacer una pausa, un silencio. Insignificante homenaje al punto final de un signo y su curva.