THE BESNARD LAKES - The Besnard Lakes Are the Dark Horse

|


Canadá la verdad que descolocó a todo el mundo musical anglosajón. En los últimos años es una inagotable máquina productora de calidad. Pareciera que la cantidad es para USA / UK y lo importante queda en un pequeño país como Canadá.
Los canadienses Besnard Lakes, proyecto del matrimonio Olga Goreas y Jace Lakes, son muchos de los conjuntos actuales que rinden pleitesía constante con su sonido al pop psicodélico y orquestal y al rock progresivo de finales de los 60 y comienzos de los 70, algo que ya hicieron (o siguen haciendo) desde hace tiempo otros conjuntos dream-pop y noise-pop, como los Mercury Rev, Flaming Lips, Galaxie 500, Red House Painters, Built to Spill, o My Bloody Valentine.

Cuatro años después de su debut, “Volumen I”, aparece “Are the Dark Horse”, un disco en donde reflejan herencias claras de los Beach Boys de “Pet Sounds” y de Pink Floyd, sin olvidar a los Beatles lisérgicos, Jefferson Airplane, Neil Young o Led Zeppelin.

El preciosismoen voces e instrumentos, con armonías celestiales, distorsiones lsdianas que conviven con refinados arreglos de cuerda y viento, y desarrollos épicos, cautivan desde la primera escucha en largas piezas de interesantes variantes.

El disco muestra una fortísima influencia de Brian Wilson en cortes como “Disaster” y “For Agent 13”, dos hermosos y calmos temas de pop psicoprogresivo con mimada orquestación, falsetes de Lakes y hechizantes combinaciones vocales con su mujer Olga.


Pero no sólo en la influencia de los Beach Boys más psico-experimentales se quedan los Besnard Lakes.
Los Pink Floyd son la base de “And You Lied to Me”, atmosférica historia de mentiras con guitarras trémulas, o de “Because Tonight”, en donde la lisergia se muestra tan espacial como crepitante con algún eco de Pachelbel, mientras que los Beatles cimentan parte de “Devastation”, corte con riff y tempo de esencias psico-hard-rock que también les emparenta con Atomic Rooster, Led Zeppelin o los primeros Black Sabbath.

Otros temas del disco son el vívido folk-pop de “Cedric’s War”, o “Ride the Rails”, con ritmo hipnótico y óptimo empleo del violín en contraste con teclados en tonos oscuros.
No quedaría mal en un disco de los Built to Spill, al igual que la sinuosa “On Bedford and Grand”, con intro a lo Led Zeppelin, armonías vocales con iteración mantra y resonancias neilyoungneras. Asquero copy/paste de www.alohacriticon.com. Pero no dan los tiempos.





Agarrámela de Acá THE BESNARD LAKES - The Besnard Lakes Are the Dark Horse

Password: subsidio.blogspot.com

2 Humanos Comentarizaron:

Rain en ZQ. dijo...

He estado leyendo Subsidio y claro que le tomaré adicción, porque ya me di cuenta que me es imprescindible.
Hay bandas que no conozco como The Besnard Lakes. Me entusiasmo y disfruto los posts, porque es como si estuviera sosteniendo una bitácora musical en la mente para que allí se quede en un lugar reservado para los hallazgos. Cuando hay que decir algo hay que decirlo porque en cada post le das lo mejor de ti, por tu condición musical...

Salutes desde una tarde invernal.

(Con las descargas desde mi ordenador no las llego a concretar y -me sonrojo- no sé si es por alguna torpeza mía. Busco en otra parte y encuentro a veces a las bandas y otras no, porque parece que no son muy conocidas aún. Así que eso me lleva a tu blog, con un plus de goce.
Ah, ¿Cristhian y Gabo Caruana son la misma persona o niet? y bien, si se puede me contestas).
Chao.

GABO CARUANA dijo...

pues fijate que no rain. que gabo y cristian son dos personas diferentes, quizá cristian sea un tanto más alto, quizá yo sea un tanto más morocho de pelo y de palabra. cristian se asoma por detrás de las parrillas en celo y atiza la brasa mientras el cartón analógico chorrea musikita. en cambio yo me agazapo por detrás de los tenedores y pienso que una carcel ha de verse como se ve la vida detrás de un tenedor. al sr. venter lo lastiman los rayos cátodicos como a superman la criptonita. al sr. caruana lo sonambuliza el recuerdo de la crotoxina y el atroz destino de los objetos al caer. los dos son perdedores, los dos son extraños en un shoping, bandidos de pacotilla, aburridos melancos, los dos caminan sin vacilar de aquí para allá pero sin destino aparente. dejemos entonces que la música y las palabras sean el carnet de conducir para la maldita y corrupta policía de esta existencia.

subsidio: a favor de la grandilocuencia.