JACASZEK - TRENY

|

Jacaszek es Michal Jacaszek, algo así como Bond, James Bond, el polaco dice Jacaszek, Michal Jacaszek. Y si vuelo a Polonia, a pesar de un desdibujado Papa con rostro sumamente bonachón que por su desaparición ineluctable nos regaló un Papa con un rostro sumamente amenzador a pesar de un pequeño tropezón o visualizando y escarbando más en mi mente resurge el vocablo solidaridad con ese gran luchador Walesa, Lech Walesa, no encuentro más sostenes ni breteles ni visagras históricas para confeccionar un brainstorming musical con referencias polacas.
Pero con un dedo a cada costado de mi frente, las reminisencias son siempre las mismas, ecos, vibraciones heladas que rebotan en paredes de un país sufrido, que conoció lo que es oir el sonido del estómago vacío acompañado de inviernos sin donde apoyar las manos para imaginarse lo que es el calor, lágrimas desérticas y dolorosas, cansadas y olvidadas.
Jacaszek son violines, cellos, harpas, pianos y una bellísima manipulación electrónica.
El sonido de Jacaszek llega hasta el borde de nuestros sentimientos. Colorea el dibujo que realiza nuestro inconsciente en la transparencia que nos rodea. Es una experiencia cuasi mística donde podemos convertirnos en soldados extremistas de la causa clásica. Y saldremos de a miles o de a pocos o solos como un héroe o como un antihéroe y entraremos a un shopping rebalsado, superado, atosigado de gente o fantasmas de cuentas electrónicas con tarjetas pesadas y con status visto en alguna publicidad, donde nos mirarán asombrados al ver lo que nos cuelga. Nos mirarán desde abajo hacia arriba mientras desfundamos. Se asustarán, las niñas temerosas abrazaran las piernas de sus madres, los viejos o no tanto bajarán la cabeza y nosotros con un grito propio del rey de la selva, diremos: todos quietos, nadie se mueva. Y de la funda o fundón o forrazo sacaremos un violín. Sí un violín que provocará que las niñas segundos atrás temerosas ahora esbocen una sonrisa y suelten la pierna de su madre. Los viejos darán un paso adelante sacando pecho. Y ahi levantaremos la mano en señal de stop y diremos: momentito y de nuestra mochila sacaremos un cello. Y por 55 minutos haremos un cover tipo manifiesto en defensa de la música clásica tocando el siguiente tracklist.

Track:
1 Rytm To Nieśmiertelność I (5:26)
2 Lament (6:54)
3 Orszula (3:36)
4 Żal (4:58)
5 Powoli (5:54)
6 Taniec (5:05)
7 O Ma Żałości (5:32)
8 Tren IV (3:34)
9 Walc (3:12)
10 Martwa Cisza (5:14)
11 Rytm To Nieśmiertelność II (4:46)

Agarráme el cello JACASZEK - TRENY

1 Humanos Comentarizaron:

Andres dijo...

increíble, nada más que decir,... creo que este trabajo porta un semblante para analogizar el futuro. Alguien me dijo cuando lo escucho que este tiempo es el de cierta epifanía del desastre alegre, el regreso de los dioses.