CINE: MATCH POINT

|



Dirección y guión: Woody Allen.
País: Reino Unido.
Año: 2005.
Duración: 123 min.
Género: Drama.
Interpretación: Jonathan Rhys Meyers (Chris Wilton), Matthew Goode (Tom Hewett), Emily Mortimer (Chloe Hewett Wilton), Scarlett Johansson (Nola Rice), Brian Cox (Alec Hewett), Penelope Wilton (Eleanor Hewett), James Nesbitt (Detective Banner), Alexander Armstrong (Sr. Townsend), John Fortune (John), Ewen Bremner (Inspector Dowd).
Producción: Letty Aronson, Gareth Wiley y Lucy Darwin.
Fotografía: Remi Adefarasin.
Montaje: Alisa Lepselter.
Diseño de producción: Jim Clay.
Vestuario: Jill Taylor.

Una pequeña esfera de color verde rebota sobre una red y se mantiene oscilante sin caer ni a un lado ni a otro de la pantalla. La cámara ralentiza su movimiento y finalmente uno de los dos lados recibe la caída. Esta es la primera escena con las que nos recibe un Woody Allen maltrecho y asqueado de la vida en “Match Point”, una de sus últimas y más mugrientas películas. Actores carilindos en la supuesta “cima” de sus carreras dirigidos por un hombre mayor que no encuentra en el presente la inspiración que supo acompañarlo en el pasado. “Match Point” emula en casi todos sus aspectos a una película que marcó un quiebre en la carrera de Allen, “Crímenes y Pecados”. Protagonizada por Martin Landau, Mia Farrow y el mismo Woody Allen, esta película presentaba una oscura y perversa situación en la que un hombre desesperado bordeaba el asesinato para ocultar su infidelidad. Con reminiscencias a Dostoevsky y al gran director sueco Ingmar Bergman, esta película es de lo mejor y más complejo realizado por este director, por supuesto, en sus buenas épocas. Y definitivamente esos buenos tiempos han quedado sepultados bajos sus propios éxitos. Hace ya años que Allen no logra encontrarse y lo único que hace es mirar desesperadamente hacia atrás y copiar las fórmulas creadas por su propia cabeza. Triste. No les parece?
“Match Point” centra sus esfuerzos en contarnos la muerte de los escrúpulos y la moral cuando el dinero y el lujo de una clase alta pueden deslumbrarnos. La traición, el amor y el desengaño son lugares comunes en la filmografía de Allen pero no por eso poco interesantes. Todo buen artista sufre de unas cuantas obsesiones durante su vida y a eso dedica su carrera. Lamentablemente lo importante no es la cantidad de cartas que hay en juego sino la mejor manera de combinarlas. En “Match Point” esto no sucede. La película se desarma a cada minuto. Las actuaciones son forzadas y los lugares a los que el guión pretende arribar son también forzados y en constante disociación con cualquier lógica temporal. Paralelismos baratos que nos recuerdan al genial “Macbeth” de Shakespeare y obsecuentes escenas de superficial drama son algunas de las tristes miradas con las que nos encontraremos. No hay más. No busquen más. Subsidio te recomienda encarecidamente que no veas esta película. Si a pesar de todo insistís, te deseamos suerte. Para ustedes. Gente de pupila exigente.

3 Humanos Comentarizaron:

Anónimo dijo...

Your are Excellent. And so is your site! Keep up the good work. Bookmarked.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.

Woody vs Bisquert- encuentra las 7 diferencias dijo...

antis: escuché por ahí que ni siquiera la historia es de Allen... puede ser?