PAGINA12 VS MACRI

|



Es bastante desolador visualizar lo que está sucediendo en el presente de la prensa doméstica.
Después de varios infiernos que vivió el país cayendo de crisis en crisis por inoperancia política.
Los distintos referentes ante el pueblo fueron perdiendo legitimidad, hasta el punto que la gente comenzó a revalorizar al periodismo como una especie de catalizador de todas las necesidades y deseos de un pueblo en cierta manera indefenso ante la hiper corrupción imperante.
Pero pareciera que no existen cuerpos exentos de caer en los bolsillos llenos de los gobiernos de turno y en la Argentina del presente cayó un diario entero ante estas garras, realizando actualmente el trabajo sucio que antes correspondía realizar a entes nefastos como las diversas fuerzas de choque, punteros, barras bravas, policía maldita, lobbystas, jueces corruptos, etc.
Ahora el trabajo traicionero, manchado, tramposo, grasiento, enlodado lo hace PAGINA 12.
Todo un equipo de periodistas con años de reputación, laburando codo a codo bajo las órdenes histéricas de la bajada de línea gubernamental para que Macri no gane el Ballotage.
Entonces viene la pregunta de ORO.
¿Qué representa Macri, como para que todo un gobierno nacional tenga que salir a tratar de hundirlo, cueste lo que cueste.?
Hablan todos pestes de Macri.
El diario PAGINA 12 como pocas veces se vió, ha colocado a todos sus periodistas a decir pestes contra Macri.
Vuelvo con la pregunta: ¿Qué representa Macri?
¿Por qué está generando tanta histeria en un gobierno que teóricamente ya tiene ganadas las próximas elecciones a Presidente?
¿Por qué un diario juega toda su reputación quedando muchas veces en posición ridícula?
Cuántas dudas....
Acá les dejo unas pequeñas reseñas de lo que hablaron algunos periodistas de Página 12 el día domingo:

Por Victoria Ginzberg y
Werner Pertot

Entre los organismos de derechos humanos existe inquietud sobre el futuro de las políticas vinculadas a la preservación de la memoria de la última dictadura en la ciudad de Buenos Aires. El malestar está vinculado con la hipótesis de que Mauricio Macri sea electo jefe de Gobierno. El candidato del PRO no incluyó ninguna idea sobre esa área entre sus propuestas de campaña.

Por Werner Pertot

¿Cómo ganó Mauricio Macri la primera vuelta? Lejos de la funesta campaña de 2003, el candidato a jefe de Gobierno de PRO desplegó una estrategia publicitaria y discursiva que tendió a hacer menos evidentes los planteos de mano dura contra cartoneros y piqueteros, su pasado empresarial y político y sus alianzas con otros sectores de la derecha.

Por Sandra Russo

Blindado en su “Yo no agredo a nadie”, Macri sonríe. Su situación es inmejorable. Cualquier dardo pesado será devuelto con su latiguillo. Esto en cristiano se llama hacerse el boludo, pero la escaramuza está bastante bien armada, y cuando la gente no quiere ver lo que tiene delante, porque es horrible, y prefiere tomar a algún personaje de la realidad como un molde en el que hornear sus ilusiones, lo demás sigue solo.

Lo raro es que la gente que lo votó no le pide que dé cuentas, ni está interesada en profundizar esa parte del debate. Es más: no hay debate. Quien votó a Macri votó lo que Macri es, un empresario que jamás hubiera acumulado semejante torta de riqueza sin aprovechar los costados corruptos del Estado que su grupo apoyó. Por épocas, el grupo apoyó a un Estado terrorista, a un Estado idiota y a un Estado prebendario. Los Macri nunca hicieron autocrítica. Hicieron autocrítica hasta las Fuerzas Armadas, pero los empresarios que empujaron a Martínez de Hoz a implementar aquel modelo siniestro que sembró de pobreza estructural a este país a costa de la aniquilación de los opositores nunca hicieron autocrítica. No correspondía, claro. De los empresarios uno no espera eso. Pero tampoco que hagan política. Si se meten en política, tienen que hacerlo, les guste o no, con su pasado.

Por Horacio Verbitsky

La fórmula de Macri es PROcesista.

Los voceros oficiosos de la fórmula PROcesista consideran que la segunda vuelta no debería realizarse porque la diferencia fue muy grande y según los porcentajes que requiere la Constitución Nacional bastarían para consagrar al ganador; vaticinan una derrota peor para el gobierno nacional si no desiste; reclaman que sólo se discutan cuestiones vecinales, como en cualquier pequeño municipio; pretenden que los negocios polémicos no son del candidato sino de su padre, como si Maurizio Macri no hubiera sido desde mediados de la década del 80 integrante del comité operativo y en la del 90 el vicepresidente ejecutivo del grupo SOCMA, por lo cual comparte con Franco los múltiples pedidos de procesamiento que la justicia duerme porque está muy ocupada con fumadores de porro; opinan que llamar a Macri de derecha equivale a negarle carácter democrático y a demonizarlo, negando cualquier posible consenso y abriendo camino a la exclusión.

Por José Pablo Feinmann

“El filósofo kirchnerista José Pablo Feinmann dijo”.

Por Eduardo Aliverti

Una numerosa cantidad de colegas ha coincidido en dictaminar que en la Capital sí hubo memoria.

Pero: ocurrió que en lugar de estar guardada en la deuda de centenares de millones de dólares que las empresas macristas transfirieron a la sociedad a través de los seguros de cambio, o en los manejos de Manliba, o en el procesamiento por contrabando de autos, o en el Correo, la memoria ancló en que las sucesivas administraciones “progres” no resolvieron los dramas cotidianos de “la gente”. Según tal razonamiento, una amplísima primera minoría de la sociedad porteña dijo que arreglar problemas como el delito o el transporte no es de derecha ni de izquierda sino de eficiencia. “La gente” quiere un mago o cosa parecida, en esa visión. Y, cansada de que la magia no aparezca nunca, vota hoy a uno y mañana a otro como quien sustituye el shampoo. Dijeron que un 45 por ciento votó a Macri porque quiere un cambio y nada más, y como si ese presunto cambio significase un pito en términos ideológicos.


Por Horacio Verbitsky

Imaginar las consecuencias de una victoria de Macri no es agradable, pero puede evitar sorpresas peores. En torno de Macri se reagrupan ya los sectores desplazados del menemismo y el duhaldismo. En 1999, Macri fue el encargado de organizar los contactos empresarios para la campaña presidencial de Eduardo Duhalde.

De ese mismo círculo de amigos forma parte el ex ministro del Interior de Carlos Memen, José Luis Manzano, cuya relación con Macri se hizo estrecha a raíz del secuestro del empresario, en 1991, quien fue liberado luego de pagar un rescate de varios millones de dólares. Dos meses después, el comisario Carlos Sablich detuvo por el secuestro a una banda de colegas policías.

Por J. M. Pasquini Durán

Nadie que importe en la política nacional quiere ocupar la posición de derecha ideológico-política.

En la edición de ayer de La Nación uno de sus columnistas, luego de señalar que el presidente Kirchner se refiere a Macri como el candidato de “la derecha”, afirma: “Se trata de un planteo apocalíptico y peligroso (...) Y a un adversario al que se demoniza, lo único que le corresponde en teoría es la exclusión, pues no cabe con él la discusión de ideas” (F. Laborda, En el laberinto porteño). De manera que cuando se califica a la izquierda de tal, aplicando la misma lógica, la intención es excluirla para evitar el riesgo de apocalipsis. Por lo tanto, el debate democrático, la democracia misma, sólo sería posible entre centristas. Si se tratara de nombres, en lugar de derecha y de izquierda, podría hablarse de conservadores y revolucionarios, o de retrógrados y progresistas, pero de ninguna manera se puede aceptar que todo da igual o es lo mismo, ya que de alguna manera hay que identificar proyectos que guardan diferencias profundas y sustanciales, que sostienen valores contrapuestos.

11 Humanos Comentarizaron:

Anónimo dijo...

Aca vala respuesta a la pregunta ingenua de " qué representa Macri". Este muchacho Macri, representa lo mismo que su padre, es decir el conglomerado de empresas mafiosas que ha hundido al paìs desde tiempos inmemoriales. Representa aquellos intereses que apoyaron todos los golpes de estado y las dictaduras que hubo en el país. Representa las leyes de obediencia debida, punto final, indultos a los genocidas, delincuentes de la dictadura y criminales de lesa humanidad. Representa la coima para ingresar a los negocios del estado, las pràcticas mafiosas comno el autosecuestro, la privatizaciòn de los servicios pùblicos, la venta del paìs al mejor postor. En fin... Representa tantas cosas este muchacho Macri. Lo que seguro no representa es un peligro para que Crsitina sea la nueva presidente de Argentina, por suerte. Asì que ni sueñen con un ballotage, Cris gana en primera vuelta.

Anónimo dijo...

Que representa Macri? Trazando una analogia se puede comparar a la obra escrita por Mario Puzzo con la realidad por ende, el Clan Corleone es el Clan Macri ambas historias son casi calcadas.
Vito Corleone = Franco Macri
Michael Corleone = Mauricio Macri
Franco Macri llega de su Italia natal apadrinado por el Fascismo Italiano y aqui encuentra un lugar bajo el "ALA" del Peronismo.. Logrando asi poder y fortuna ...

Anónimo dijo...

Dejen de hablar tantas pelotudeces, les guste o no les guste, Macre serà el próximo Presidente de los Argentinos.

GABO CARUANA dijo...

el próximo comentario anónimo y encima con insultos será eliminado. ok?



cobardes.

Anónimo dijo...

Sin duda el próximo presidente de los argentinos DEBE ser MACRI. Dejemos que Kretina gane (pobrecilla, es que ha luchado tanto , mi amor). En 2 años esta mina se cae de cabeza y con ella >>SI DIOS QUIERE<< se autodestruirá este maldito y perverso Klan. Todo dicho.

Anónimo dijo...

Desde el río Bravo hasta el Beagle la derecha propala sus clichés clonados. Nada original bajo el sol. Desde Espartaco la cantinela se repite. Por ahora, nada grave, en estos tiempos algún que otro asesinato selectivo, afortunadamente para la integridad de nuestros seres queridos, han guardado para otra ocasión genocidios y golpes de estado. Por eso, prosternémonos ante hombrecillos como Macri, cuya verba entusiasma el corazón de tanto taxista y señora paqueta y acepta, aunque a regañadientes, el estado de derecho. Total, el tema es hacer guita. Ya lo proclamaron tan altruístas los porteños en las jornadas afiebradas de revolución caerolera "si puse dolares, quiero dolares", en un claro principismo humanista y de confraternidad universal.

Anónimo dijo...

Está claro que Macri representa la ausencia de contenido social. Para el PRO está claro que todas las personas no son ciudadanos. El pibe que nace sin culpas ni oportunidades se tiene que joder. Si se despide a mansalva no queda claro quien es ñoqui y quien no, solo se recorta la planta estatal y ya sabemos que en gral falta personal para llevar adelante servicios de salud, educación y demás áreas de contenido social.

Queda claro también que el destino de las tranzas serán las obras. Macri denuncia que los precios de las contrataciones estaban inflados y eso lo sorprendía, pero más sorprendente es ver la falta de relación que el público hace al olvidar que las empresas de servicios de Macri también están involucradas y que en ese contexto su evaluación fue corregir los precios hacia abajo por parte de lo s prestadores, salvo los servicios que presta Nicolás Caputo que fueron corregidos hacia arriba.

Si leemos los extractos de las notas de pagina12, vemos las jugadas cantadas con anticipación.

Macri como toda la derecha neoliberal ha hecho, nos va a dejar una deuda que pagará politicamente el gobierno que siga y efectivamente todos los ciudadanos incluso los que suponen que Macri es un tipo que se hizo de poder en base a negocios justos.

Anónimo dijo...

Macri: ultraderechista empresario millonario menemista, discriminador, racista, soberbio, facho. No se puede, no es racional, poner a un empresario hambriendo de dinero y poder, como autoridad de una ciudad como Bs.As. con uno de los mayores presupuestos del pais. Es poner a un lobo rabioso a cuidar a un rebaño de ovejas. No es posible que el pueblo de la ciudad lo haya votado, pero historicamente nunca se caracterizó por votar con inteligencia. Ahora... lo van a pagar, se van a arrepentir, él va a seguir ganando, él y las empresas de "papa".

walter dijo...

La verdad no tiene dueños. Debatí en www.pagina12libre.com

Santiago dijo...

La verdad a veces cuesta creer que haya gente que sea capaz de decir tantas incoherencias y frases sin sentido como Mauricio Macri. Cuesta creer tambien lo facil que se puede engañar a una clase media pobre de ideologias con frases trilladas y busqueda de seguridad. No parece raro igual al ver que la misma gente que sale con sus cacerolas de teflon a apoyar al campo sea la misma clase media que sueña con ser clase alta y hace suyos los los valores que no son.
Ahora no solo despues de una campaña nefasta de desprestigio por parte de los grupos empresarios que manejan la mayoria de los medios de comunicacion, el unico diario que se puede leer (pagina 12) ahora es tildado de ser de escribir mentiras. Por favor gente no seamos tan ilusos. Los empresarios nunca tiran a favor del pueblo y nunca lo van a hacer, es momento de dejar de mirarse propio culo y pensar que no solo es importante que haya luz en santa fe y aguero. Si quieren menos inseguridad no tiene que haber gente excluida del sistema, mientras mercenarios como los Macri hacen publica, con la complicidad de un gobierno militar, la deuda de los privados y deja a miles de trabajadores en la calle. Eso representa Macri y eso es lo que quiere la clase medio porteña tan idiota que a veces me sorprende.

Anónimo dijo...

Es increible la frialdad que tiene Mauri para mentir a la camara como si estuviera pidiendo un pancho en la cancha!!! admirable lo de sus asesores!!!