RECUERDOS DEL SUR EN MAPA SATELITAL

|



aparente engaño produce la distancia que separa mi mano de su rostro. las luces se empujan detrás de la cortina azul y mientras ella duerme yo miro con ojos y patas la realidad de la pieza. altura desde el piso y hasta el suelo. cuatro metros y medio. la cama. menos de dos metros de ancho. las sábanas habrán de poder cubrir las ausencia el día que alguno de los dos falte. el día que alguno cambie al otro por un puñado de perejil y con lo caro que está ese horizonte se aleja. chacareros revoltosos buscan millones para llenar sus bolsas de arpillera. no con nosotros. sería más simple que ella busque otro tipo de carne y que mis costillas ya no transformen su anhelante apetito y necesite de las conocidas mariposas en la panza para sentirse completa. o tal vez sea yo el que en un absurdo acto de soledad arranque las frazadas y me aleje con ellas enroscadas a mi cuerpo en calzoncillos rumiando algunas frases grandiosas pero robadas y me dirija sin demasiada emoción hacia el sur. a buscar mis tristes remeras que alguna vez el mar me robó. pero los destinos no han de ser trágicos pues nada es tan terrible ni nada tan maravilloso. y entonces espero que juntos desafiemos la llegada de las olas y comprendamos que a virginia no la entiende ni su espejo y que jorge luis era tartamudo y por eso se decidió a escribir y que las comedias de cinemax son mejores que los baldíos intelectuales de europa europa. y que si mantenemos las manos a cuarenta y cinco grados del suelo. una contra la otra. el tren se detendrá en la estación para que un viaje más sea picado en nuestro boletos y quizá sin darnos cuenta los días continuen su absurda carrera sobre el papel y nos perdonen el amor y las reuniones y ya old pair miremos hacia atrás y veamos que el mundo no pudo ganar la batalla contra el perdedor y la rubia silueta que dibuja formas en el aire.

3 Humanos Comentarizaron:

Rain en ZQ. dijo...

Y que el mar se lleve las sandalias rotas, las miradas nubladas, alguna canción requemada, en fin...

gisela carniello dijo...

entonces hay que mirars fuerte a los ojos y soñar despiertos la maravillosa realidad de cada mañana cuando me despierto y te encuentro abrazondo mi cintura. eso nos dará el poder.

GABO CARUANA dijo...

rain: y también las ollas sucias con recuerdos pegados y las revistas viejas de todos los revisteros de todas las salas de espera del mundo y que se lleve también mis dudas y mis temores.


gisela: que así sea guapa. que la realidad nos de la bienvenida una vez más a la mañana de nuestras vidas. justo justo la que acabamos de soñar.


subsidio dice: soooon deeee plaaaataaaa y deee aceeeeerooooooo.....silver haaaawkkkkss